Antes de nada deciros que nadie tiene una bola de cristal para adivinar el futuro, y menos yo, pero hay ciertas señales que nos indican que podría ser que una crisis frinanciera estuviese cerca cerca, o lo que es lo mismo, que el fin del ciclo alcista de las bolsas se acabaría para comenzar uno bajista. Un escenario interesante para todos aquellos inversores que invierten tanto a largo, como a corto plazo, y una oportunidad de inversión (cuando el ciclo bajista se mantuviese durante un tiempo) para inversores a largo plazo ya que todas las acciones sufrirían una caida en sus precios.

Lo que os voy a comentar es referente al mercado de Estados Unidos, pero al ser el mercado mas fuerte, si ellos estornudan, nosotros nos constipamos.

Bien, dicho esto, y basándome en un interesantísimo artículo de Imbestia de Hugo Ferrer, voy a mostraros de una forma lo más sencilla posible, los 6 motivos por los que podría ser que el fin del mercado alcista y por tanto, el comienzo de una crisis financiera, estuviese cerca.

Pero antes de ponernos en materia, quiero explicaros de forma rápida como termina un ciclo alcista.

Cuando los tipos de interés suben, se producen crisis financieras, ya que los que tienen que devolver sus deudas no pueden a consecuencia de esos tipos de interés mas altos.

Esto hace que quien presta dinero, preste menos.

Así, de esta forma tan sencilla se produce una reducción general del crédito. Al no concer crédito a quien lo pide, la economía no crece, y esto hace que se cree una situación pesimista que se contagia.

A consecuencia de esto, las acciones comienzan a bajar.

Esto termina cuando los tipos de interés vuelve a bajar los tipos de interés y de esta forma se vuelve a facilitar préstamos a quien los pida.

En este momento, comienza otro ciclo.

Bien, una vez tenemos esto claro, vamos con los indicios que me hacen pensar que una crisis financiera puede estar cerca.

Impagos de deudas

Los tipos de interés no están en su punto mas alto, pero ya están subiendo, y esto se está notando en los impagos de las deudas.

Por ejemplo, en los impagos de las tarjetas de crédito que fueron emitidas por bancos que no están en el top100, o lo que es lo mismo, bancos que han prestado dinero a personas que los bancos mas solventes, no prestaban.

En esta imagen podeis ver las zonas grises que son las últimas recesiones y como ambas tienen en común zonas máximas de impagos y ahora mismo estamos en el punto mas alto de los últimos tiempos.

Estos impagos primero empiezan por las tarjetas de crédito y se extienden de forma rápida a los préstamos al consumo, hipotecarios, etc.

Por lo tanto, nos podría estar indicando que es un posible motivo del fin de la tendencia alcista.

El fin del ciclo inmobiliario posiblemente esté cerca

Creo que a nadie le cabe duda que el el ciclo inmobiliario y el ciclo económico general están muy relacionados ¿no? De hecho, desde 1929 cada ve que la inversión inmobiliaria residencial ha caído, a continuación ha habido una recesión económica.

Actualmente el mercado inmobiliario aun conserva una salud aceptable pero en Estados Unidos, la inversión residencial cayó un 0,37% entre el primer trimestre del 2017 y el primero del 2018, cuando lo normal es que hubiera subido.

Quizás este dato por si solo no sería suficiente para estimar que una posible recesión estuviese cerca, pero si es para tenerlo en cuenta.

Fuerte optimismo inversor

La mitad de una crisis es un buen momento para invertir ya que las correcciones del precio de las acciones son una oportunidad, es decir, una rebaja en algo que volverá a subir. Pero la tendencia normal del inversor es invertir cuando hay euforia, es decir, cuando mas alta está la bolsa, y no invertir en las mejores oportunidades.

Bien, según una encuesta de American Investors, hace pocos días se llegó a un punto de exposición a la renta variable, que no se había visto desde la burbuja tecnológica a finales de los años 90.

Como se puede ver en la imagen, las zonas mas bajas corresponderían a las salidas de las anteriores crisis y como se observa en la imagen, la zona actual está muy cerca a la zona que se alcanzó con la burbuja tecnológica.

 Mercado laboral con pleno empleo

Esto es un dato curioso y es es interesante que lo comprendas.

Cuando el paro se reduce casi en su totalidad, es un signo de que los salarios van a seguir subiendo, ya que las empresas necesitan mantener a su personal ya que hay menos candidatos buscando trabajo. Por consiguiente, la inflación también subirá y por ende, también subirán los tipos de interés, que como hemos visto al principio desembocará en mayores impagos por quienes tienen deudas.

Actualmente, el mercado laboral americano está en máximos, o lo que es lo mismo, el paro está en mínimos, y esto es una clara señal del final de un ciclo económico.

 Fusiones y adquisiciones de empresas

Otro signo de final del ciclo son las exageraciones empresariales. Es decir, todo va tan bien que se crean fusiones entre empresas. Empresas que compran otras empresas, o lo que es lo mismo, acciones exageradas por parte de las empresas que hacen mucho ruido en el mercado.

A este respecto, en el primer semestre del 2018 se superaron los 2 billones de dólares en este tipo de operaciones, creándose una aceleración del ciclo como ocurrió en los años 2000 y 2007.

Además, hay otro tema a tener en cuenta y que también sería una señal, y es el máximo de emisión de bonos convertibles emitidos por empresas tecnológicas.

Explicación: El bono convertible es un activo financiero de renta fija en el que se concede al que lo adquiere la posibilidad de canjear su bono por acciones a un precio previamente fijado en un determinado tiempo. Es decir, que si es a un año, pasado el año el que lo ha adquirido podrá o cobrar el el % acordado o canjearlo por acciones de esa empresa al precio pactado. Si en ese momento las acciones han subido un 10% con respecto al precio fijado, y en cambio el beneficio del % del bono es un 2%, al que ha adquirido el bono le interesará muchísimo mas canjear su bono por acciones y así beneficiarse del 10%, ya que comprará acciones un 10% mas baratas de lo que están.

Digamos, que la enorme expectativa por parte de los inversores a que las acciones de las empresas van a seguir subiendo hacen que estos bonos sean muy suculentos, y por lo tanto que las empresas puedan financiarse de forma muy rápida, y muy barata.

En la imagen se puede ver como los máxios de la emisión de estos bonos coinciden con los principales momentos de crisis, por lo tanto, es un indicador a tener en cuenta.

Casi 10 años de subida libre

Normalmente los periodos alcistas suelen durar en torno a los 7-10 años, por lo tanto, teniendo en cuenta que el final de la última crisis fue en 2009 y llevamos ya casi 10 años, lo que está claro es que estamos mas cerca del final que del principio, algo muy a tener en cuenta.

 

Con todo esto, ni estoy prediciendo el futuro, ni digo que vaya a ocurrir a corto plazo, de hecho es muy posible que haya algún que otro rally alcista a corto plazo. Pero lo que os expongo son indicios que pueden provocar una, temida para algunos, crisis financiera, y que si sois inversores deberéis tener en cuenta ya que podéis protegeros y aprovecharos de ella. Y si no lo sois inversores pero queréis serlo, es interesante para vosotros empezar a formaros al respecto para saber como van funcionando los ciclos económicos y de esta forma poder invertir llegado el momento en el punto óptimo.

 

 

6 Motivos por los que es posible que comience una crisis financiera
5 (100%) 5 votes

Pin It on Pinterest

¿Quieres descargar mi mini guia con

10 consejos para conseguir tu Libertad Financiera?

Acepto la política de privacidad

Acepto recibir contenido y correos comerciales

¡ES GRATIS!

¡Gracias! Revisa tu correo