El pasado fin de semana, hablando con unos amigos, salió el tema de conversación de un video que publiqué en los comienzos de mi canal, donde hablo sobre que la educación financiera debería de empezar a enseñarse a los niños a partir de los 4 años, y si no has visto el video, te recomiendo que lo veas y que entiendas mis motivos. Es corto, apenas 3 minutos.

Bien, a raíz de esta conversación se me ocurrió volver a tratar este tema pero de una forma mas extensa, y como se que la educación obligatoria no va a incluir esta educación en su menú, creo que no va a quedar otra que los padres aporten ese granito de arena, no granito no, montaña de arena, ya que es un pilar, y si no se construye, lo único que provocará son problemas en un futuro.

La importancia de la Educación Financiera

Para empezar, quiero dejar claro que un niño tiene que jugar, tiene que divertirse, y sobre todo, tiene que aprender jugando. Los problemas del dinero son cosa de los padres. Pero no olvidemos, por mucho que se tengan que divertir, los niños tienen que aprender, si no no existirían los colegios.

En primer lugar y sin extenderme, considero que las materias actuales que se dan en la educación deberían modificarse. Adaptarse a los nuevos tiempos. Eliminar materias menos útiles y añadir nuevas materias útiles pero sobre todo, enfocadas a los tiempos actuales. Y si no se pueden eliminar materias por considerarse necesarias, reducirlas, e introducir otras. Lo que no se puede hacer es ceñirse estrictamente a un plan de estudios que lleva sin modificarse prácticamente desde que se creo. Mis padres casi daban las mismas materias que di yo. La educación debe cambiar si o si, pero quizás a los que se encargan de decidir como serán los planes de estudios no les interesa incluir educación financiera, así cuando seamos adultos seremos ignorantes y podrán jugar con nosotros como quieran.

Pero no voy a entrar en ese tema ya que me podría tirar horas. Pero lo que si que quiero dejar claro, es que para mi es un error enorme no enseñar temas tan importantes como la alimentación, temas de gestión emocional y superación, o de educación financiera. Un niño tiene que saber que es lo mejor para su salud, tiene que saber tener una mentalidad positiva y ser fuerte mentalmente, y sobre todo, tiene que saber como funciona el mundo del dinero, ya que será por lo que luche el resto de su vida.

Por eso, como no podemos influir mucho en el sistema educativo, es responsabilidad también de los padres contribuir con el aprendizaje.

Y para hacerte ver lo importante que es este punto, tan solo decirte, que muchas veces incluso antes de los 18 años comenzamos a trabajar para ganar algo de dinero. Pero en ese momento no tienes ni idea, y repito NI IDEA, de como gestionarlo. De hecho, la gran mayoría de los adultos tampoco la tiene. Y esto es por no haber tenido una educación financiera. La culpa no es nuestra, es del sistema educativo que no le ha dado importancia a posiblemente lo mas importante ya que nuestra vida gira en torno al dinero. Ahora bien, la religión que no la toquen, que el día de mañana nos va a venir super bien para rezar.

Y ojo… da igual que tengas carrera universitaria, o tengas empresas que te vayan muy bien. Ganar más dinero no significa saber gestionarlo. De hecho esto lo hablo por experiencia propia.

No eres capaz de imaginar como puede cambiar tu vida si desde que empiezas a recibir tus ingresos, los empiezas a gestionar correctamente y los pones a trabajar para ti. Si la vida nos permitiera ir para atrás con una correcta educación financiera y volver a vivir la vida pero con esos conocimientos, la vida de TODOS cambiaría completamente. Pero esto… no es posible, aunque quizás da para alguna película 🙂 Me presto a actor.

Bueno, y en la educación financiera, lo mejor es no aprender a base de errores. Mas que nada por que un error haciendo deporte puede ser una lesión, y comiendo pueden ser unos kilos de grasa mas, pero los errores de nuestra economía se pagan con dinero, y cuanto menos errores tengamos, mejor.

Por este motivo, creo que los padres deben de enseñar a sus hijos, ya que el colegio no lo va a hacer. Ojalá yo hubiera recibido esta educación de mis padres, pero no es culpa de ellos, igual que no es culpa vuestra no tenerla. Ahora bien, saber que existe esta educación y que está al alcance de todos e incluso para poder aplicarla para mejorar tanto futuro como el de veustros hijos, y no aprovecharla, eso amigos mios si que será culpa vuestra.

Aprende y enseña Educación Financiera

Los niños aprenden de su entorno, por lo tanto, tu debes de ser el primero en aprender a gestionar tu economía de forma óptima para poder transmitirlo a tus hijos. Aprender a ahorrar, a gestionar tus deudas, a gestionar tus gastos y tus ingresos, a gestionar tus ahorros previamente ahorrados, a no vivir por encima de tus posibilidades. Lee o haz cursos, pero fórmate, ya no solo por ti, y por lo que mejorará tu economía y tu vida en general, si no por que tus hijos son como esponjas y cogerán de ti tanto lo bueno como lo malo. No puedes darle una educación a tus hijos que no conoces, y ojo… un error muy importante es dar por hecho que sabemos lo suficiente para gestionar nuestra economía. Esa soberbia hace que muchos no den el paso de aprender, y de ver que realmente lo que hacían antes, era simplemente recibir dinero, y gastar dinero. Punto. Eso no es una correcta gestión económica. Eso es un instinto, que cualquier persona sabe.

No necesitas una carrera universitaria, pero si tratar los puntos que he comentado anteriormente. Al fin y al cabo nos pasamos toda la vida formándonos e invirtiendo tiempo para trabajar ¿Por qué no perder un poco de tiempo en aprender a gestionar los frutos de nuestro trabajo? Primera, por que nos hará ganar más dinero al saber gestionar nuestra economía, y sobre todo, por que podremos enseñar a nuestros hijos.

Que participen

Evidentemente, no puedes enseñarle a un niño lo mismo que a un adulto, pero si puedes enseñarle a modo de juegos. Y una forma es que formen parte de las compras, como si de un juego se tratase.

Por ejemplo imagínate que le das una pequeña cantidad de dinero cuando vas a realizar la compra semanal, con la que tendrá que comprar ciertos productos que el consuma, como colacao, leche, zumos, etc.

Disfrutarás viéndole elegir, y podrás ir enseñándole que son las ofertas, que cosas son caras y cuáles no, e incluso que cosas son más saludables (así matarás dos pájaros de un tiro) pero sobre todo, y la lección más importante, es que cada familia tiene un dinero que se agota, es decir, que el dinero no es ilimitado, y por lo tanto, podrás usar este aprendizaje cuando empiecen a pedir que les compres cosas de forma caprichosa.

Es posible que al principio no te hagan ni caso, pero te aseguro que absorben muchísimo, y alguna vez tendrán que decidir si quieren galletas o zumos, o si quieren comprarse un helado o una bolsa de patatas, lo cual significa que ellos están tomando decisiones con respecto al dinero que tienen.

Si, se que esto puede ser algo engorroso, pero créeme que lo agradecerán.

Dales una paga

En el momento en el que empiezan a pedir por esas pequeñas boquitas, como si el dinero cayese del cielo, es un buen momento para darles una paga semanal. Aunque sea mínima para comprarse unas pegatinas en un Kiosko o lo que sea que se compren los niños ahora. Además, regalarles una hucha para guardar el dinero que les sobra también es una buena idea, ya que deben aprender la importancia de ahorrar.. Pero… ¿Y tu? ¿Sabes ahorrar? Por que ahorrar no es guardar lo que te sobre (si es que te sobra) cuando termines el mes. Eso es no hacer nada.

Bueno, volviendo al tema en cuestión. Algunos ven esto de forma negativa ya que según ellos, un niño no debería tocar el dinero, pero yo veo que cuanto antes empiecen a saber que el dinero debe ahorrarse y gestionarse, mucho mejor. ¿Y que mejor momento que el principio? Luego creerme que es mucho más dificil.

Incluso, podrás modificar esos pequeños importes, y darles a veces mas, a veces menos, o incluso a veces no darles paga, así hacerles ver una realidad, y es que los sueldos cuando eres adulto no son estables. Unas veces ganarás más, otras ganarás menos, y otras por desgracia, nada.

Al fin y al cabo, es como un juego, y así ellos aprenderán a valorar el dinero.

¿Que hacer con el dinero?

Cuando tienes dinero puedes gastarlo, ahorrarlo, endeudarte o invertirlo.

La parte de gastarlo y ahorrarlo lo hemos visto en los puntos anteriores, pero…. ¿Como les acercamos el tema de endeudarse o invertir?

Empezaremos con el tema de la deuda. Por ejemplo, imagínate que le has cortado la paga a tu hijo, pero necesita dinero para comprarse chuches, puedes prestárselo y que te lo devuelva restándole de sus siguientes pagas. Así verá que aunque es fácil pedir el dinero prestado, no es tan fácil devolverlo. Como el no se va a acordar luego, coges una libreta donde previamente has escrito un simple de “Papa/mama le deja 2 euros a su hijo para …” y que firme. Así se lo enseñas luego (si es que sabe leer) xD. Que tome consciencia de que cuando algo se pide prestado, hay que devolverlo.

Respecto a invertir, puedes por ejemplo abrir una cuenta en el banco donde cada x tiempo deposites pequeñas cantidades de dinero para su futuro, por ejemplo en un fondo de inversión a largo plazo. Así, podrás pagarle los estudios el día de mañana, igual que otros gastos derivado de sus estudios. Y mientras que lo vas haciendo, le puedes enseñar el mecanismo, las rentabilidades que vas obteniendo, incluso que vea como depositas ese dinero en el fondo o en la cuenta, que le expliques como funcionan los intereses, como beneficia el interés compuesto, los riesgos que existen. Todo lógicamente de una forma sencilla y con calma. Evidentemente, para este punto debes de cambiar primero tu mentalidad, ya que mucha gente tiene un miedo atroz a invertir, cuando es la única forma de hacer que tu dinero te de rentabilidades. Y si tu no crees en ello, difícilmente podrás enseñárselo a tu hijo. De igual forma que alguien que se alimenta fatal no puede enseñarle a su hijo a alimentarse bien. Por lo tanto, como he hablado en el punto 1, este es el punto más importante, el de tu aprendizaje como padre o futuro padre, ya que no solo le servirá a tus hijos, si no a ti para hacer que tu economía mejore.

De hecho, lo primero que pensé yo cuando empecé a formarme en el mundo de las finanzas es… “Que lástima no haberlo aprendido antes”, y esto mismo es lo que piensan todos los que realizan mi curso sobre educación financiera. Por lo tanto, imagínate que los niños lo absorben cuando aún no son adultos. Los beneficios para su futuro pueden ser increíbles.

CONCLUSIONES

Con este video he querido hacerte ver la importancia de enseñar educación financiera a los niños y algunos ejemplos para que puedas hacerlo.

No podemos enterrar algo tan importante, esperando que lo aprendan ellos solos, ya que de ello depende el éxito de nuestros hijos el día de mañana, puesto que puede ser que la biología se use mas o menos, puede ser que la historia tenga mas o menos que ver en nuestra labor profesional, puede ser que la física y la química apenas la usemos, pero lo que está claro es que las finanzas si o si estarán en nuestra vida desde el momento en el que empecemos a recibir ingresos hasta que nos vayamos al otro barrio.

Por lo tanto, privar a nuestros hijos de esto es colocarles un lastre para toda su vida. Algunos consiguen quitárselos y otros se jubilan con el lastre puesto. No olvidemos que todas las creencias que adquirimos cuando somos niños son muy difíciles de modificar cuando somos adultos.

Si quieres que de más consejos o trucos para enseñar a tus hijos educación financiera de forma fácil, dímelo en los comentarios para que sepa que estas interesado,

¿Como enseñar educación financiera a los niños? Consejos, técnicas y trucos para conseguirlo
5 (100%) 19 votes

Entradas relacionadas

Pin It on Pinterest

TE REGALO GRATIS MI GUÍA DEFINITIVA PARA CONSEGUIR

LA LIBERTAD FINANCIERA

Solo dime tu correo electrónico y te la mando

¡Gracias!

Revisa tu correo electrónico