En este artículo os quiero hablar sobre un sistema de tarjetas de crédito y de préstamos, que no es nuevo, pero que sigue afectando cada a dia a muchas personas por falta de cultura financiera. Se trata de las tarjetas de crédito o préstamos Revolving.

Voy a intentar simplificar mucho esto para no liarnos. La diferencia principal entre las tarjetas de crédito normales, y las tarjetas de crédito revolving es la forma de devolver el dinero prestado. Esto también puede aplicarse a préstamos, ya que al fin y al cabo, revolving hace referencia a la forma de devolver el dinero prestado, y esto es aplicable no solo a tarjetas de crédito, si no también a préstamos o micropréstamos o microcréditos.

Bien, En primer lugar, la tarjeta de crédito funcionan de forma fácil. Tu gastas durante el mes, y el importe usado del crédito será cargado en tu cuenta del banco entre el 1 y el 5 de cada mes. Si no tienes dinero, te cobrarán unos intereses que pueden llegar perfectamente a un 25%.

Las tarjetas revolving son algo diferentes. En primer lugar, te permiten fraccionar los pagos. Si por ejemplo no te viene bien pagar 1000€ que has gastado el mes anterior, puedes fraccionarlo para pagarlo en 12 meses. Cuando vas devolviendo ese dinero, vuelves a tenerlo disponible para poder gastarlo de nuevo. Vamos, como si fuese una rueda en el que dinero que devuelves, dinero que puedes volver a utilizar.

Por lo tanto, las tarjetas revolving tienen 3 opciones de pagar lo que debes.

1º Un porcentaje de la deuda cada mes. Por ejemplo, un 10% cada mes.
2º Una cuota fija, de por ejemplo 100€ cada mes.
3º Pagar el total de lo gastado a mes vencido, como una tarjeta de crédito tradicional. El tema es que esta tercera opción no suelen anunciarla puesto que no les interesa.

Hasta este momento, y sin mirar más allá, los créditos revolving podrían ser todo facilidades, ¿verdad? Pero vamos a ver cuales son los peligros de estas y te recomiendo que veas el video hasta el final ya que explico que medidas puedes tomar al respecto.

Altísimos intereses cobrados

Los intereses cobrados por estas tarjetas, cuando se aplaza o se fraccionan los cobros son altísimos. Más altos que los de los préstamos personales convencionales. Muchísimo más.

Muchas personas no son conscientes y toman como hábito usar estos créditos revolving y aplazar o fraccionar los pagos, suponiendo esto que la deuda crezca cada vez más pese a que cada mes se intente amortizar.

Acumulación de intereses y deuda

Las tarjetas revolving te permiten fijar lo que tienes que pagar cada mes en cantidades muy bajas. Esto, puede venirte muy bien, pero también le va a venir muy bien al que te ha suministrado la tarjeta.

Cuanto más baja sea tu cuota a pagar cada mes, menos capital amortizarás.

Por ejemplo, si tuvieses que pagar 1000€, y pagaras 30€ cada mes, a un interés del 30%, tan solo 6€ aproximdamente de esos 30€ irían a pagar a tu deuda, y los restantes 24€ irían al pago de intereses. En vez de quedarte 970€ (1000 – 30 = 970 ), te quedarían 994€. Esto es así por que durante el primer mes de vida de tu deuda ya se han empezado a generar intereses por lo tanto tu importe de 1000€ ya es superior. Por lo tanto, algo que sin intereses hubieras tardado en pagar unos 2 años y 7 meses a 30€ cada mes, de esta forma tardarás unos 12 años, pagando evidentemente en torno a 5 veces la cantidad inicial. Y no solo eso, si algún mes no pudieses pagar, el recargo sería enorme, y si encima tu deuda supera el dinero prestado inicialmente, también se te cobrarán otro recargo cada mes que tu deuda siga por encima del dinero prestado.

Por lo tanto, la deuda no para de crecer, y normalmente el propietario de la tarjeta no es consciente hasta que es tarde y su deuda ha aumentado muchísimo.

Por lo general, lo normal es que una persona que empiece a utilizar esta tarjeta, empiece a pagar cuotas durante una temporada y un día pasado muchos meses, se interese por ver cuanto le queda por pagar. En ese momento viene la sorpresa ya que seguramente solo haya estado pagando intereses y la deuda sea excesivamente alta.

Aplazamiento por defecto

De las 3 formas de pago de la deuda que he comentado al principio, por defecto tus compras serán fraccionadas y aplazadas. Esto es así por que es lo que más les interesan a quien te ofrece la tarjeta.

Si eres consciente de las modalidades de pago, puedes intentar cambiarla por por ejemplo, la forma de pagar el total gastado a mes vencido. Pero si no eres consciente de esto, ellos no te lo van a recordar.

De hecho, hay algunas tarjetas revolving que únicamente admiten la modalidad de pago aplazado. Lo cual dudo incluso que fuese legal.

No podrás liquidar tu deuda de golpe

Otro punto importante es, que muchas de estas tarjetas o préstamos no te permiten liquidar el total de la deuda si quisieras. Por ejemplo, si consigues un extra de dinero y quieres cancelar tu deuda.

Normalmente estas tarjetas suelen tener un porcentaje máximo de la deuda que puede ser liquidado, y del que no puedes pasarte. Así, ellos se aseguran que aunque puedas pagar la deuda, estarán algunos meses más sangrándote económicamente.

Publicidad engañosa

Una práctica que suelen usar mucho son ofrecer descuentos si las compras se realizan a plazos.

El problema viene cuando lo que ofrecen por comprar a plazos es inferior a lo que te quitarán por comprar a plazos. Es decir ,te hacen creer que vas a ahorrarte dinero, mientras que ellos gracias a que tu aplaces, te estarán quitando más dinero del que te ahorras. Y ellos lo saben, pero tu crees que te están haciendo un descuento.

Se puede hacer algo al respecto

Existe una Ley muy antigua, de 1908 que condena a los bancos por usura si te cobran de más en la tarjeta. La Usura es la Práctica que consiste en cobrar un interés excesivamente alto por un préstamo.

Por este motivo tribunales están dando la razón a centenares de usuarios de tarjetas de crédito ‘revolving’ con intereses desproporcionados.
Por lo que, si tu te encuentras en una situación similar, te recomiendo que contactes con algún abogado para comentarle la situación, ya que es posible que puedas ganar esta batalla y no tener que sufrir estos cobros de intereses abusivos.

De hecho, si no se trata de tarjetas revolving pero si de micropréstamos o microcréditos, también podrías consultarlo, puesto que muchos casos de préstamos con intereses abusivos han sido ganados por los clientes.

Y al hilo de esto te recomiendo un video que hice sobre los micro préstamos y sus increíbles intereses que llegaban incluso a una TAE de más del 5000%.

Sin más, espero que te haya quedado claro los peligros de este sistema revolving para cobrar tus deudas, pero sobre todo, que te informes antes de contratar una tarjeta o préstamo, y si son revolving, ¡huye! Y si ya estás dentro te recomiendo que hables con algún abogado que te asesore al respecto ya que la ley está de tu parte.

Espero que te haya gustado el video y de ser así, como siempre, ayúdame con un pulgar arriba, suscribiendote o compartiendo. Seguro que ayudarás a alguien.

El peligro de las Tarjetas de crédito y préstamos Revolving: ¡CUIDADO!
5 (100%) 8 votes

Entradas relacionadas

Pin It on Pinterest

TE REGALO GRATIS MI GUÍA DEFINITIVA PARA CONSEGUIR

LA LIBERTAD FINANCIERA

Solo dime tu correo electrónico y te la mando

¡Gracias!

Revisa tu correo electrónico