Quiero hablaros sobre la parte más importante para conseguir el éxito, y que caracteriza a la mayoría de las personas con grandes riquezas. Quiero hablaros de las diferencias entre una correcta mentalidad, y que es muy distinta entre personas con mentalidad pobre, y personas con mentalidad rica. Para no estar diciendo “Mentalidad” cada vez que hago referencia a estos puntos, directamente me referiré a “Pobres” y “Ricos” pero quiero que quede claro que es en referencia a su mentalidad, y no a su capacidad económica. Hasta la persona con menos dinero es capaz de empezar a cambiar su chip mental.

Bien, también quiero dejar claro que la riqueza, para cada uno, es distinta. La riqueza no solo se basa en tener y tener, si no en no necesitar. Por eso es tan importante que definamos que es lo que queremos para así poder saber por lo que luchamos. Si no, iremos perdidos.

Y creo que no hay que convencer a nadie de que una correcta mentalidad lo es todo, y en nuestro camino hacia el éxito, ya sea personal o profesional, es exactamente igual. Y hay comportamientos, hábitos y actitudes que veremos a continuación que diferencian a las personas pobres, de las personas ricas.

Mentalidad Pobre vs Mentalidad Rica: Respecto a la vida

Las personas con mentalidad pobre viven de la culpa, pero sobre todo buscando la culpa en otros para no señalarse ellos mismos. Se hacen pasar por víctimas para llamar la atención, y sobre todo, se centran únicamente en lo malo que les ocurre.

Como comenté en uno de mis videos, la vida no gira en torno a nosotros, ni nadie ha hecho un complot para hacernos daño. La persona con mentalidad rica debe ser responsable de sus actos y aprender a valorar lo bueno que le ocurre sin centrarse únicamente en lo malo.

Por el contrario, Las personas ricas se centran en crear su vida, mientras que las pobres creen que la vida es algo que les sucede por obra del destino, de dios, o de otras personas y que tienen que aceptar. Está bien tener fe, pero lo que te pase, te pasa por tus actos, no por actos divinos.

Mentalidad Pobre vs Mentalidad Rica: El gran partido

No es lo mismo jugar para ganar, como hacen los ricos, que jugar para no perder. En la primera posición vas predispuesto a darlo todo, jugando a la ofensiva, mientras si juegas para no perder, estarás jugando a la ofensiva. ¿Como se puede ganar un partido si solo se defiende? Y alguno pensará… que ganar no es lo importante, que lo importante es participar. MENTIRA. Ganar es importante, pero si no se puede ganar, mínimo, si pierdes que sea dándolo todo y luchando con intención de ganar. La gran mayoría de las veces para ganar no hace falta quedar el primero, basta con superarse a uno mismo o conseguir nuestros objetivos. Eso también es ganar. Ahora bien, si no tenemos objetivos, dificilmente los conseguiremos, por lo tanto, es muy importante que te fijes objetivos en tu vida.

Mentalidad Pobre vs Mentalidad Rica: Comprometerse con la causa

Una de las grandes diferencias entre las personas ricas de las personas pobres, es su comprometimiento con la causa.

Las personas de mentalidad pobre quieren ser ricas, pero solo de pensamiento. No hacen nada al respecto. No hay una fuerza universal que si creemos que algo va a suceder, haga que suceda. Por que el mundo no gira en torno a nosotros.

Somos miles de millones de personas habitando el planeta. ¿Crees que hay alguien escuchando vuestros deseos mas lejos de quienes os rodean y os quieren?

Por eso, lo que no hagamos nosotros, no lo hará nadie por nosotros.

Las personas con mentalidad rica lo saben, y se comprometen con la causa. Deciden que quieren ser ricos, y hacen que cada día les sirva para avanzar y luchar en ese camino. No se quedan a esperar que un ente sobrenatural o un acto divino toque a su puerta.

Mentalidad Pobre vs Mentalidad Rica: Ahorro e Inversiones

Este punto es importante, puesto que las personas con mentalidad rica no viven para aparentar, mientras que las personas con mentalidad pobre si.

Los pobres utilizan todo su dinero para comprar lujos y caprichos, para demostrar a los demás su estilo. Incluso de forma compulsiva sin darse cuenta. Es decir, para aparentar.

Los ricos saben que eso lo único que les hará es gastar su dinero, y por eso aprenden a invertir para así utilizar su dinero para un bien mayor que querer demostrar al resto lo guays que son. Invierten su dinero para ponerlo a trabajar para ellos, y que el dia de mañana lejos de gastarse, les de mayores beneficios.

¿Créeis que hay algún rico que no invierta? Todos lo hacen. Por algo será, por que entre otras cosas, y aunque hablaré de esto con más detalle en otro video, para invertir no hace falta tener grandes sumas de dinero como algunos piensan. Cualquier persona puede invertir.

Además, el ser humano tiende a vivir por encima de sus posibilidades, y no solo eso, si no que a poco que gane algo más de dinero, lejos de ahorrar ese extra que está ganando, tiende a subir su nivel de vida.

Mentalidad Pobre vs Mentalidad Rica: Oportunidades Vs Obstáculos

Las personas de mentalidad pobre se pasan la vida pensando en las cosas que van mal, o en las que podrían ir mal. Carecen de confianza en si mismo y en sus capacidades, por lo que cuando intentan avanzar lo hacen con demasiado miedo. Y una cosa es ser precavido y prepararse para posibles malos resultados, y otra es empezar algo pensando que va a salir mal.

Por eso, este tipo de personas huyen de arriesgar, huyen de invertir, y sobre todo, no salen de su zona de confort. Allí se sienten seguros.

Las personas con mentalidad rica si ven un obstáculo buscan la forma de superarlo, y en su afán de avanzar van tropezando tanto con obstáculos que superan, como oportunidades que se encuentran y que aprovechan. Las oportunidades, como el éxito o la riqueza, no van a tocar a tu puerta. Nadie va a llegar a tu puerta y ofrecértela (y si lo hacen, desconfía), hay que ir a buscarlas. Están ahí fuera, pero desde tu zona de confort seguramente no las veas.

Y sobre todo ten algo muy en cuenta. Es imposible predecir el futuro, como también es imposible prepararte y protegerte para todas las circunstancias que te ocurrirán en el camino. De hecho, puedes llegar a barajar 1000 situaciones que pueden ocurrir en tu camino, y que luego ocurran todas las que ni siquiera habías pensado.

Mentalidad Pobre vs Mentalidad Rica: Envidia y Admiración

Antes de hablar mal de alguien piensa que te ha hecho. ¿Te ha hecho algo personal? ¿o es que te da envidia? Cuando vemos a alguien exitoso pensamos que está ahí por obra divina. Detrás de una persona exitosa hay una historia de esfuerzo detrás, pero las personas con mentalidad pobre tienden a tener envidia y criticar a todo aquello que les gustaría tener y no tienen, mientras que las personas con mentalidad rica son conscientes de la realidad, y lejos de envidiarlas, las admiran. Admiran que una persona haya conseguido sus metas, que haya tenido el valor para arriesgarse, y que les vaya bien, e intentan absorber lo máximo de ellas. Y con esto, vamos al último punto a tratar.

Mentalidad Pobre vs Mentalidad Rica: Rodéate de personas mejores que tu

Las personas con mentalidad pobre quieren destacar, ser los más listos de su clase, los mas guays de sus amigos, por lo tanto, sin darse cuenta, tienden a rodearse de personas menos inteligentes que ellas, de las que poco pueden aprender, pero si destacar.

Las personas con mentalidad rica buscan rodearse de personas que admiran, sin destacar, con el fin de aprender y absorber todo lo posible de ellos. Les da igual no destacar, ya que su fin es conseguir ser una mejor versión de ellos mismos.

Hay bastantes más aspectos relacionados con la mentalidad pobre vs la mentalidad rica, y seguramente dentro un tiempo vuelva a hacer otro video señalando más aspectos, pero para no hacer el video excesivamente largo he escogidos los más importantes.

Espero que os haya gustado el artículo/video.

Las diferencias entre una Mentalidad Rica vs Una mentalidad Pobre
5 (100%) 5 votes

Entradas relacionadas

Pin It on Pinterest

TE REGALO GRATIS MI GUÍA DEFINITIVA PARA CONSEGUIR

LA LIBERTAD FINANCIERA

Solo dime tu correo electrónico y te la mando

¡Gracias!

Revisa tu correo electrónico