Bueno, hoy os quiero hablar de los PIAS, ya que tras hacer el video en el que hablaba del fraude de los planes de pensiones , fueron varios los que me preguntaron que si entonces un PIAS era una alternativa. Voy a intentar explicaros de forma sencilla que son los PIAS, como funcionan y si merecen la pena.

Otra cosa, necesito vuestros likes y vuestros comentarios, no por nada, si no por que si un video no tiene interacciones yo no se si le gusta o no a la gente y por lo tanto no se si tengo que hacer videos similares o no. Al final, la linea de videos que quiero seguir es la que mas os guste, pero si no interaccionais con algo tan sencillo como dejarme vuestra opinión o darme un pulgar arriba, no sabré ni que os a parecido ni si os gusta los temas que trato, por eso os pido que me hagáis el favor de participar en mis videos! Y si encima los compartís u os suscribís, mucho mejor! 🙂

Ahora si, no me enrollo más. Vamos al lio 🙂

¿Qué es un PIAS?

Vamos a partir de la base de que un PIAS es un plan individual de ahorro sistemático, pero no nos confundamos, un PIAS es un seguro de vida y ahorro. Está pensado para hacer aportaciones periódicas que se pactan al realizar la póliza, y se suelen contratar con el fin de compensar la jubilación, ya que la idea de estos es que los cobres en rentas vitalicias para así aprovecharte de sus ventajas, pero ya te lo explicaré mejor mas adelante. Los PIAS suelen ser una de las principales alternativas a los planes de pensiones ya que a diferencia de estos últimos, de aquí si que podemos recuperar el dinero en cualquier momento  y además ofrecen la seguridad de que tu dinero estará garantizado pero eso si, al vencimiento de tu póliza y no antes, y solo con los PIAS mas conservadores como veremos a continuación. Es decir, que nadie te garantiza que si a mitad de tu camino con el PIAS retiras el dinero vayas a recuperar todo lo aportado….

Un PIAS se debe contratar mínimo por un periodo de 10 años. El dinero lo podrás sacar cuando quieras, y a partir de los 5 años ya podrás empezar a cobrar la renta vitalicia si quisieras, pero es cuando finalice el periodo mínimo de 10 años, cuando por ejemplo, en el caso de los PIAS menos arriesgados, podrás acceder al capital garantizado , y en el caso de los PIAS mas arriesgados pueden por ejemplo devolverte las comisiones pagadas durante todo ese tiempo.

Entonces ¿Merece la pena contratar los PIAS? Vamos a verlo con más detalle.

 

Rentabilidad de los PIAS

Los PIAS convencionales, los originales,  apuestan más por la renta fija que por la renta variable, por el simple motivo de que para garantizar ese capital que tu aportas no deben correr prácticamente riesgos, y la renta fija ofrece esa seguridad. La contrapartida a eso es que las rentabilidades serán muy bajas.

Al final siempre tenéis que tener en cuenta que el que no arriesga, no gana, por lo tanto para obtener rentabilidades más altas, hay que optar por la renta variable, y esta tiene sus riesgos. Pero no te olvides que aunque no corras ningún riesgo y guardes tu dinero en un cajón, tu dinero estará perdiendo valor año a año por culpa de la inflación.

Por otro lado, hay otro tipo de PIAS más nuevos  que ofrecen mayores rentabilidades ya que invierten parte de tus aportaciones en renta variable, pero a cambio de mayores riesgos, de no garantizarte el capital y de no poder garantizarte esas rentabilidades con las que te seducen. Es decir, que el riesgo en estos PIAS más arriesgados, lo cubre el cliente que lo contrata. Por lo tanto al final nos estamos alejando de la idea principal que hacía a un PIAS algo seguro.

Comisiones de los PIAS

Quédate con algo importante. Contratar cualquier cosa con intermediarios significa que ese intermediario cobrará comisiones o intereses. Al contratar productos con un banco, el banco es el intermediario ya sea de sus propios productos o de productos de terceros.

Para los seguros, poco puedes hacer, ya que al final te toca morir con una aseguradora, pero para invertir, cualquiera puede hacerlo sin tener que recurrir a intermediarios, sin contar como intermediario a la plataforma Broker, evidentemente.

Y esto te lo digo, porque al contratar un PIAS con una aseguradora o con una entidad financiera que trabaje con aseguradoras vas a tener que pasar por caja y pagar seguramente altas comisiones, intereses o primas.

Normalmente los PIAS suelen tener gastos de entrada, gastos de salida, gastos de riesgos, gastos vinculados a la gestión, gastos de intermediación. Y entre gasto y gasto… se van comiendo tu rentabilidad. También te pueden garantizar un interés de rentabilidad pero debes de saber cúal es, ya que el resto se lo quedarán ellos. También deberás saber si van a repercutirte a ti los gastos del fondo donde se invierte tu dinero , posibles penalizaciones, etc. Vamos, que tienes que tener muy claro cuanto te va a costar este producto ya que si no puede ser que te salga caro.

Por eso, si al final contratas un PIAS, asegúrate de tener claras todas las comisiones que tienes que pagar para ver si realmente te interesa.

Ventajas de los PIAS

La principal ventaja de los PIAS es su fiscalidad y que puedes sacar tu dinero cuando lo desees. Eso si, si lo sacas antes de tiempo, no te beneficiarás de las ventajas fiscales ni del capital garantizado, y posiblemente tengas que pagar una penalización.

Respecto a la fiscalidad, no vas a desgravarte nada como “supuestamente” si que te desgravas con los planes de pensiones. Y digo supuestamente, por que con los planes de pensiones lo que te ahorras ahora, lo pagarás cuando lo rescates. Osea que lo que pintan como una desgravación no es otra que posponer esa desgravación a cuando lo rescates. Pero bueno, como te he dicho, échale un ojo a este enlace si quieres saber más sobre las desventajas de los planes de pensiones.

Bien, en los PIAS NO desgravas, eso ya está claro. Pero lo bueno que tienen los PIAS es que si se realiza el rescate pasado 5 años desde su contratación, y este se hace mediante rentas vitalicias, es decir, mediante cobros mensuales o anuales te podrás ahorrar bastante dinero de los beneficios obtenidos.

Si no lo has entendido te lo explico con un ejemplo. Imagínate que llegas a los 60 años, y tienes tu PIAS 5 años. Decides recuperarlo con rentas vitalicias, por lo tanto acuerdas cuantos serán los pagos anuales y de que cantidades .

Bien, tributarás, es decir, pagarás impuestos, sólamente por los beneficios obtenidos de tu inversión, no por el total del dinero que tengas depositado. Y tributaras en base a rendimientos de capital mobiliario que a día de hoy están en 3 tramos, del 19% al 23%. Como depende de la cantidad anual cobrada, para este ejemplo vamos a dejarlo en 21%.

Pues si tu rescatas a los 5 años con rentas vitalicias tu dinero, tendrás la ventaja fiscal de que de los beneficios no pagarás el 21% que pagaría cualquier persona por los rendimientos en otros vehículos de inversión, si no que tu pagarás al tener 60 años el tramo del 24% pero del 21%, es decir, mas o menos un 5%. Si tuvieras más de 70 aun pagarías menos, ya que sería el 8% del 20%, en torno a un 1,68%. Y si por el contrario empiezas a recuperar tu dinero con menos de 40 años años, pagarás el 40% del 20% en torno a un 8,40%.

Estos son los tramos que pagarás dependiendo de tu edad:

Menos de 40 años: 40%.
Entre 40 y 49 años: 35%.
Entre 50 y 59 años: 28%.
Entre 60 y 65 años: 24%.
Entre 66 y 69 años: 20%.
Más de 70 años: 8%.

Ahora bien, si tu recuperas todo tu dinero de golpe, no hay ventajas fiscales y no tendrás ese descuento por tu edad. Incluso si durante un tiempo cobras las rentas vitalicias y te beneficias de ese descuento, si después quieres sacar el resto de golpe, tendrás que devolver el dinero que te has ahorrado. Siempre que te dejen, ya que hay algunos PIAS en los que una vez pactadas las rentas, no puedes dejar de cobrarlas.

Y si decides rescatar tu dinero antes de los 5 años, no solo no te beneficiarás de esos descuentos fiscales, si no que además seguramente tengas una penalización. Esta depende de cada PIAS y también del tiempo en el que lo saques. No será la misma penalización al año de haberlo contratado (que seguramente sacarías tu dinero con pérdidas), que cuando te queda 1 año para llegar a los 5. Por cierto, en muchos PIAS te obligan a tener mínimo tu dinero durante un año para poder sacarlo.

 

¿Que ocurrirá con tu dinero si mueres?

Existen dos tipos de PIAS, los reversibles y los irreversibles de cara a las rentas vitalicias. Esto lo eliges tu. Por un lado tienes la opción de que tu renta vitalicia sea Reversible, lo cual significa, que cuando tu mueras, tu dinero irá a tu heredero designado. En el irreversible, tu dinero irá para la aseguradora.

Viéndolo así puedes llegar a pensar que el irreversible es absurdo, pero no lo es tanto, ya que lo que cobrarás anualmente será mayor en el irreversible, es decir, tu corres un riesgo ya que si mueres ellos se llevarán tu dinero en vez de alguien que tu designes, pero por ende recibirás mayores cantidades económicas. Entonces, si duras mucho tiempo vivo puede ser que incluso recuperes mas dinero del que tenías. Otro factor para elegir este tipo de rentas irreversibles puede ser, que no tengas a nadie a quien quieras dar tu dinero ahorrado, es un poco triste pero puede ser y es totalmente respetable.

Esto te lo explican cuando te dispones a cobrar la renta vitalicia, y tu decides que te merece mas la pena, ya que la cantidad a cobrar y la edad que tengas al igual que tu estado de salud, tendrán bastante peso en la decisión.

Conclusión

En conclusión, un PIAS no es un vehículo para conseguir la Libertad Financiera, ni es un vehículo para obtener grandes rentabilidades. Es simplemente un plan de ahorro y de vida, que te ofrece una pequeña rentabilidad, y que si cumples con todos los plazos y te adaptas a la forma de cobrar tu dinero, te puedes beneficiar de ciertas ventajas fiscales. Pero vamos, estas son más atractivas cuanto más mayor eres, por lo tanto, si, pagarás menos impuestos pero quizás tu cuerpo no está como para disfrutar el dinero. En resumidas cuentas, es un complemento a la jubilación.

Y como he comentado, hay PIAS de mas riesgo con mayores rentabilidades. El problema, es que ya no te garantizan el capital, ni las rentabilidades, ya que no nos olvidemos que como pasa en cualquier vehículo de inversión, rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras. Es decir, que aunque un PIAS haya obtenido en los dos último años un 10% de revalorización no significa que el siguiente también lo vaya a tener. Puede ser que tenga un 0% si el mercado se da la vuelta o si quien gestiona la inversión no acierta. Entonces, en el caso de que estés mirando un PIAS con altas rentabilidades tienes que tener en cuenta esto, y sobre todo, sus altas comisiones.

Entonces, si tu idea es simplemente ahorrar, no necesitas el dinero, te da igual las rentabilidades, y lo único que quieres es que el dia de mañana, tengas aparte de tu jubilación, otra fuente de ingresos de la que apenas pagues impuestos. Entonces, quizás si te interesa el PIAS. Por cierto, solo se puede tener uno por persona y el máximo de dinero que puedes aportar es de 240.000, siendo el máximo de dinero que puedes aportar cada año de 8.000€

Si tu idea es hacer que tu dinero trabaje para ti y conseguir generar un montó económico a largo plazo con mayores rentabilidades y que te permita liquidar tu hipoteca, jubilarte antes de tiempo, cambiar tu estilo de vida, etc, no te interesa. Por que muy posiblemente quieras hacer uso de ese dinero de golpe, y en los PIAS en ese caso no te beneficiarás de las ventajas fiscales. Y sin estas ventajas, un PIAS no merece la pena. Es mejor que contrates un fondo de inversión y te quites intermediarios y sus gastos.

Ahora, lo que si que está claro es que algo tienes que hacer con tu dinero ahorrado. Tienes que ponerlo a trabajar. Ya sea con un PIAS o con otro vehículo de inversión, pero si no lo haces, no es que no ganes, si no que como he dicho arriba, cada año tu dinero perderá valor con la inflación. No te olvides que 1000€ hoy no comprarán las mismas cosas que 1000€ dentro de 10 años.

Otra cosa que no he dicho es que puedes diversificar, y tener un PIAS con el que tu te sientas cómodo, y luego aparte si quieres tener otro vehículo de inversión. Por ejemplo, tener un PIAS para mantenerlo toda la vida y así reforzar tu jubilación y por otro lado tener otro tipo de inversión con fines mas concretos, como puede ser terminar de pagar la hipoteca, pagarle la universidad a tus hijos, etc.

Al final lo que está claro es que los PIAS están concebidos para que termines cobrando las rentas vitalicias y por lo tanto te aproveches de ese ahorro por tu edad. Si llegas hasta el final, te ahorrarás bastante en fiscalidad, pero si no lo haces y cobras tu dinero de golpe, el PIAS no merece la pena e incluso lo mas probable es que pierdas dinero. Por eso tienes que tener las cosas claras antes de tomar la decisión.

No se si ha quedado claro todo, al final como has visto depende de cada persona y de las condiciones de cada PIAS, pero yo creo que después de escuchar todo lo que te he dicho, serás capaz de tomar la mejor decisión posible.

Espero que te haya gustado el video, pero sobre todo, que te haya ayudado!

¿Qué es un PIAS? ¿Cuales son sus ventajas y desventajas? ¿Merece la pena contratarlo?
5 (100%) 5 vote[s]
asdasdasdasdasdsadasd

Pin It on Pinterest

¿Quieres descargar mi mini guia con

10 consejos para conseguir tu Libertad Financiera?

Acepto la política de privacidad

Acepto recibir contenido y correos comerciales

¡ES GRATIS!

¡Gracias! Revisa tu correo